Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

viernes, 11 de abril de 2014

El entenado, de Juan José Saer (Reseña nº 631)



Juan José Saer
El entenado
Rayo Verde Editorial, 2013


Una de las cualidades más destacables en la novelística del escritor argentino Juan José Saer (1937-2005) es su estilo denso, su variedad idiomática, su amplio registro y su destreza verbal. Creo que en esta primera sentencia, de modo condensado, se pueden  contar todos los atributos que un buen narrador desearía poseer para ser considerado entre los grandes. Y es que Saer lo es, es uno de los novelistas más originales que ha habido en nuestras letras. 

Con su lenguaje, a veces intrincado, de cierto barroquismo contenido, pero demoledor y firme, nos va adentrando en una  heterodoxa historia  sobre la Conquista. El protagonista y narrador, sesenta años después de haber sido capturado por una extraña tribu en una expedición a las Indias, nos cuenta su experiencia y los acontecimientos que vivió con ellos. Sus compañeros fueron devorados en un acto ritual, salvaje y obsceno de canibalismo y perversión. Pero él, por una razón que desconoce, ha sido  perdonado y se le permite vivir entre los miembros de esta insólita tribu en medio de la inhóspita selva.

Pasan los años y su permanencia con la tribu le va convenciendo de que los raros son los otros. Su visión del mundo comienza a fraguarse a través de su nueva naturaleza, el lenguaje recién adquirido y los hábitos adoptados de su cada vez menos insólita sociedad. Finalmente será liberado y volverá a la ‘civilización’.  Envejecerá y a través del tiempo imborrable nos relatará su historia, que, como él mismo sabe, es única ya que los recuerdos, como la muerte, son únicos; vivimos en soledad, aislados, presos de nuestra memoria.
Vivirá, tras su aventura de muchos años en la jungla, con unos religiosos y después con un grupo de actores de la legua. Se convertirá en actor y correrá ciertas peripecias al más puro estilo de las aventuras picarescas.

Esta novela, cuya trama nos plantea ciertos dilemas e interrogantes, también se convierte en un artefacto a través del cual Saer propone su profunda cosmovisión y  diversas preocupaciones filosóficas sobre la vida, el tiempo, la muerte, el ser humano enfrentado a la soledad… Y, como decíamos, problemáticas de cierto calado social. El viejo debate entre barbarie y civilización, religión y paganismo, la realidad como representación de influencia schopenhaueriana y muchos más asuntos que van apareciendo en la novela, sobre todo en la segunda mitad, y que hacen de esta gran historia, además de un libro entretenido e inesperado, un intenso thriller metafísico que nos invita a reflexionar sobre el mundo que nos rodea.

El lenguaje, uno de los temas principales que se barajan en las reflexiones de El entenado, también juega un papel importante en la misma trama. Nuestro idioma configura el mundo que percibimos y nos obliga a entender la realidad de una manera u otra. En la extraña tribu, las palabras son extremadamente polisémicas, lo que hace que los significados se diluyan, y que el poder ‘tiránico’ del lenguaje sea relegado a un segundo y discreto plano.

El entenado es un gran libro, una falsa crónica de Indias, una novela de misterio, filosófica, de aventuras, picaresca, sobre el lenguaje. Una mágica narración  de iniciación. 

Hay que leerlo.

Pedro Pujante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada